Dos errores a evitar en el cierre

Hay muchas maneras de hacer un “cierre”. Cada Networker tenemos nuestro propio estilo y lo realmente importante es que encuentres el tuyo acorde a tus valores personales.

EL CIERRE EN EL MULTINIVELCon esto me refiero a que debes sentirte cómodo/a con tu cierre, con lo que dices. Utilizar un guión, por muy bueno que sea, si no encaja contigo, no sirve. Por lo tanto, busca esa manera de cerrar que no te cree contradicciones y te haga sentir bien.

Dicho esto, hay cierres muy agresivos que incomodan, incluso llegan a molestar al prospecto. Y hay cierres tan débiles que nunca dan resultado.  ¿Cómo dar con la fórmula que te funcionará? Básicamente pienso que ponernos por un segundo en los zapatos del prospecto puede ser buena idea. ¿Cómo nos gustaría que nos trataran, qué no nos gustaría que nos dijeran?. Simplemente, evita ejercer aquellas prácticas que no te gustaría que ejercieran contigo.

A este respecto creo que hay un error muy extendido en el cierre y es el siguiente:

PRESIONAR AL PROSPECTO

¿Cómo te sentirías si tras una presentación, de pronto te ves rodeado de 2-3 personas? En mi opinión esto da impresión de encerrona y el prospecto comienza a sentirse muy incómodo. Mi consejo es que evites estas situaciones porque el sentimiento que tiene el prospecto es que le quieren vender el producto o el servicio a toda costa.

En vez de actuar de esa manera, es preferible que tras la presentación seas tú el que inicie el cierre con tu prospecto. De manera relajada y en confianza. Contigo se sentirá mucho más cómodo y se trata de que te de su opinión con honestidad. Dependiendo de lo que te diga, y siempre que esté verdaderamente interesado, lo presentas a tu upline.

Es decir, si pasa ese primer filtro y te deja saber que el negocio le encaja, ahora puedes solicitar la participación de tu upline si así lo deseas.

Otra práctica que personalmente no me gusta es la de plantarle el contrato de representante nada más acabar la presentación. Intimida mucho y a mi por lo menos no me gustaría que me lo hicieran.

Si no te sientes cómodo/a con tus cierres o sientes que hay algo que no funciona pero no sabes qué puede ser, me puedes contactar aquí y te contaré exactamente cómo te puedo ayudar

El segundo error muy corriente suele ser el siguiente:

¿QUÉ TE HA PARECIDO?

Esta es una pregunta que no se debe hacer. Por una parte porque las respuestas que suelen dar los prospectos casi nunca te aportarán información valiosa. Seguramente te contesten cosas como: “bien, me parece bien” o te hablarán de lo que no les ha gustado. Está demostrado que nuestra mente tiende a buscar aquello que es negativo cuando nos lanzan la pregunta de “qué te ha parecido”. Te propongo un ejercicio para explicártelo.

Coge una hoja y haz un dibujo. En un lugar visible de la hoja añade unas sumas muy sencillas como “2+2=4”. Y deliberadamente  incluye una respuesta incorrecta  en una de ellas. ¿Lo tienes?. Perfecto. Ahora enseña el dibujo a alguien y pregúntale “¿Qué te parece?”. Yo se lo enseñé a mi marido y esto es lo que me dijo: “Bien, es bonito pero 2+2 no son 5”

Por eso, puedes sustituir el “¿Qué te parece?” por un “Qué es lo que más te ha gustado de lo que acabas de ver?”. Aquí el prospecto se va a centrar en lo positivo y te dará muchos más detalles para que tu después los utilices durante el cierre. Porque vas a ser capaz de enfocarle el negocio desde el ángulo que atrajo su interés.

¿Qué opinas al respecto?

¿TODAVÍA NO TIENES EL EBOOK “LOS 4 PILARES DEL ÉXITO EN EL MULTINIVEL”?

DESCÁRGALO PINCHANDO EN LA IMAGEN

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *