No tengo resultados y otros sí

En este post quiero dar algunas claves para que puedas entender por qué te puede estar pasando que no consigas resultados en tu negocio mientras que otros progresan. Seguro que alguna vez has experimentado la frustración y el desánimo cuando alguien que entró incluso más tarde que tú comparte contigo sus avances y tú no tienes  nada que compartir. Los uplines y principales líderes lo elogian y se fijan en esa persona y tú te sientes pequeño, invisible.

escaleraPor supuesto que te alegras por los resultados de esa persona y la felicitas. Pero la pregunta que te viene inmediatamente es ¿por qué él o ella  sí y yo no? ¿es que yo no valgo para esto?

Si te encuentras en esta situación, te entiendo. Yo la he vivido muchas veces. Pero escribo este artículo para darte ánimo y explicarte por qué te está pasando.

Digamos que básicamente, la razón principal de tu falta de resultados es que tú y cada uno de nosotros partimos de un punto distinto. Y ya está, eso es.  Claro que puede haber otras razones pero en este artículo no las voy a tratar ya que ésta me parece la principal. si te parece, te dejo un ejemplo:

Imagina que resides en un bloque de apartamentos. Tu objetivo y el de los demás residentes  es llegar al ático en el décimo piso. Lo que pasa es que tu vecino Miguel reside en el tercero, Ana en el sexto y tú en el primer piso. ¿Quién de todos vosotros crees que llegará antes? No hace falta que te lo diga, ¿verdad?

Pues de eso se trata. Cada uno de nosotros comenzamos nuestra andadura en el multinivel con nuestros propios miedos y creencias, con nuestra manera de ser y nuestras propias habilidades. Una persona que ya proviene del mundo empresarial, tiene una mentalidad y unas habilidades que tú no tienes.  O puede que alguien que ha hecho un trabajo personal en profundidad se conozca a si mismo mejor que tú y sepa gestionar sus emociones de otra manera.

Por eso, te recomendaría que no te compares con los demás. eso sólo te llevará al desánimo. No te castigues y ten confianza en ti mismo. Puede que tengas que subir más peldaños que otros pero… ¿sabes qué?…  El camino se hace al andar. Te propongo un ejercicio de reflexión. Mírate adentro, pues es donde encontrarás las respuestas y piensa… ¿Qué te está parando? ¿Te faltan habilidades técnicas, es quizás algún miedo y a qué le tienes miedo? Debes identificar lo que te frena y comprometerte contigo mismo a invertir en ti para vencer esos obstáculos y conseguir ser la persona que merece esos resultados

A mí me gusta pensar que si los resultados, por más que ansiados, no llegan es porque aún no estás preparado para que te lleguen. En cuanto lo estés, llegarán. Ya lo verás. Lee, fórmate, pide ayuda si la necesitas y haz que ocurra.

Si te gustó el artículo, compártelo por favor. Me encantaría saber tu opinión. Gracias

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *